Hay preocupación por los desmontes y contaminación por glifosato en Palma Sola

13/07/2012
Fuente: Periódico Lea, Jujuy

Ayer se llevó a cabo una nueva audiencia ante la Justicia provincial por los desmontes en la localidad de Palma Sola, y un grupo de vecinos del Barrio Nueva Esperanza, que se llegaron hasta la capital, aprovecharon la oportunidad para expresar además su preocupación por la fumigación que se lleva a cabo en la zona, que podría estar afectando a la población.

En este marco, Héctor Martínez, representante de los vecinos del mencionado barrio, comentó que “nuestra situación es afligente por el tema de los desmontes, pero particularmente, los vecinos del barrio estamos preocupados por los hechos ocurridos con el uso de glifosato. En lo que respecta al desmonte, venimos luchando hace más de dos años en contra de esto, planteando dos audiencias que se suspendieron, hubo una medida cautelar que impulsamos a la cual se le dio lugar y en 4 días se revirtió y se dejó sin efecto. Los desmontes seguían adelante en esos días, ahora se legalizaron, pero más allá de esto sabemos que la lucha será larga y seguiremos adelante, y esperamos que la gente tome conciencia de que esto nos afectará no solamente a nosotros, quienes vivimos en Palma Sola, sino a toda la comunidad en general”.


Desmonte indiscriminado

 En este marco, Martínez agregó que “los desmontes se vienen llevando a cabo desde hace muchos años; a lo que se llegó en estos últimos años es al desmonte indiscriminado. Por Ley se permite ir desmontando 10 hectáreas por año, tal vez eso no traiga consecuencias graves, y menos si se activa una forestación de manera paralela. Lo que buscamos es un equilibrio. En estos últimos años también percibimos un desequilibrio climatológico: no sabemos si habrán heladas o no, si hará frío o no en la zona”.

Uso de glifosato 
 
En otro momento de sus expresiones, Martínez destacó que otra de las razones por las cuales se manifestaron ante el edificio de Tribunales de calle La Madrid es “el uso de glifosato, por el cual estamos siendo perjudicados directamente. Nuestro barrio tiene aproximadamente 2.300 habitantes, se trata de un barrio nuevo, creado en 2011 luego de las crecientes, y donde nos ubicaron estamos rodeados por plantaciones de soja y porotos. Cuando fumigan las avionetas el viento arrastra todo. Esto es algo que llama la atención de los niños y salen a verlas. Ya existe el caso concreto de una niña que sufrió por esto. La llevamos al hospital, dijeron que se trataba de una alergia, la llevamos a un especialista, y volvieron a decir que se trataba de una alergia pero no dicen a qué. Y llega el verano y le brotan pequeños granitos en el pecho pero en el invierno no tiene nada. Hace dos o tres años que está así. Y ya hay otros casos que no se están denunciando pero que están sufriendo efectos. Estos efectos se ven a largo tiempo. Los mayores sabemos que esos productos químicos tienen glifosato y que nos afectan a quienes trabajamos en las quintas sembrando, pero somos concientes de eso. Pero por otra parte, los chicos y las mujeres que están en las casas supuestamente se encuentran en un lugar seguro. Lo que pedimos es que se respete la ley. Esto hoy es una realidad y no queremos que suceda como en otras localidades donde se ven consecuencias serias en 10 o 15 años”.

Continuidad 

Sobre si se solicitarían nuevas audiencias para exponer esta problemática, Martínez manifestó que “todo está ligado. Comenzaron con los desmontes en las márgenes del barrio antes de que lleguemos, y hoy están desmontando más por lo cual uno deduce que seguirán sembrando soja y esto continuará. El desmonte nos trae consecuencias directas a los vecinos de la zona e indirectamente a todos los que vivimos en Palma Sola y a todas las personas del Departamento Santa Bárbara”.